Estas en:

null Las viseras de Sotres se iniciarán en unas semanas, tras cinco meses paralizadas

Las viseras de Sotres se iniciarán en unas semanas, tras cinco meses paralizadas

 

 

Los trabajos deberían haber comenzado el pasado septiembre, pero se retrasaron por desavenencias con la empresa adjudicataria.

Tras más de dos décadas de espera y después de una paralización de cinco meses, todo parece indicar que las obras de construcción de las viseras antialudes de Sotres, en Cabrales, comenzarán este mismo mes, si las condiciones climatológicas lo permiten. Así se lo anunciaba ayer la directora general de Infraestructuras del Principado, Esther Díaz, al regidor cabraliego, el socialista José Sánchez, durante una reunión celebrada en Oviedo.

«Los problemas por discrepancias en cuanto a algunos criterios técnicos y económicos que surgieron el pasado otoño con la empresa ya están solventados, con lo que todo está listo para empezar cuanto antes», señaló el alcalde. E indicó que la directora general le explicó que están a la espera de poder hacer uso de los presupuestos para comenzar. «Si todo va bien y si la meteorología lo permite, los trabajos arrancarán a lo largo de este mismo mes», apuntó Sánchez.

 
 
 

 

 

La actuación, presupuestada en más de 1,2 millones de euros, era adjudicada hace un año a la empresa Ogensa, pero su inicio se retrasó, en un primer momento, por la presencia de una cría de águila real en un nido ubicado en una de las peñas de la zona. Una vez el animal hubo abandonado el lugar, desde el Principado anunciaban a finales de agosto de 2019 el inminente comienzo de las obras y la empresa incluso llegó a instalar señalizaciones en algunos puntos y a enviar a personal técnico a hacer mediciones.

 

 

El alcalde pide mejorar la seguridad en las paradas del autobús de Inguanzo y Canales

Sin embargo, las semanas pasaban, el invierno se acercaba y los trabajos no comenzaban, para enfado y desesperación de los vecinos. Ahora se sabe que la causa de este nuevo retraso eran las desavenencias técnicas y económicas que surgieron entre la adjudicataria y el Gobierno regional, ya solucionadas.

Durante la reunión con Esther Díaz, el alcalde de Cabrales también aprovechó para plantear otras cuestiones en materia de infraestructuras que preocupan en el Ayuntamiento. Así, solicitó que se tomen medidas para conseguir que los conductores reduzcan su velocidad cuando circulen por la AS-345, que une el concejo con la vecina Peñamellera Alta, a su paso por la localidad de Arangas.

Asimismo, José Sánchez pidió ayuda para mejorar la seguridad en las paradas de autobús de las localidades de Inguanzo y Canales, en la carretera AS-114. «El vehículo para en plena calzada, tras pronunciadas curvas en ambos casos y, además, en el caso de Canales a unos metros del cruce hacia La Molina, que es en rampa y no tiene apenas visibilidad», explicó el alcalde. Por ello, propuso que se utilice «el sobreancho que quedó de la antigua carretera» para hacer unos apartaderos en los que la gente pueda subir y bajar con seguridad. No obstante, apuntó, «van a venir técnicos del Principado para estudiar la zona y buscar la mejor solución».