Estas en:

Noticias Noticias

Crean el premio "Cabraliego del año", impulsado por la residencia local

El centro, ubicado en Poo de Cabrales, dará a conocer el primer galardonado el día 14, coincidiendo con su tercer aniversario

 
 
30.11.2019 | 23:54

La residencia Ventana del Urriellu ha impulsado el premio "Cabraliego del año" y hará público el veredicto el próximo 14 de diciembre, el mismo día en el que celebrará su tercer aniversario. El jurado lo formarán el alcalde, un técnico de Servicios Sociales, una asociación representativa del concejo y los propios residentes del centro, porque la idea es hacerles partícipes de todo lo que suceda de puertas para dentro, pero también de puertas para fuera. Y al revés, que los vecinos de Cabrales participen activamente de todo lo que sucede dentro en la Ventana del Urriellu.

Cuenta Andrea García Cortines, la directora, que su idea de residencia es aquella que no vive aislada del lugar en donde se ubica. Por eso, desde el principio, García quiso que todas las actividades mantuvieran el vínculo entre los internos y los vecinos. Crear el premio "Cabraliego del año" para honrar y reconocer la trayectoria, la vida y la esencia de "un vecino o una institución" que por sus méritos sea digno del galardón es la última iniciativa que implicará a todos. El de este año es el germen de un certamen que promete repetirse, prevé García, para "abrirnos aún más a la comunidad" porque "las residencias no somos herméticas" y los residentes necesitan sentir que hay vida dentro del lugar que habitan en esta última etapa.

 

El 14 de diciembre entregarán el premio en un acto homenaje, celebrarán su aniversario y disfrutarán de una gala de Navidad amenizada por el coro de Ribadedeva. Una cita más para contagiar alegría y ganas a los residentes. Y algo deben de estar haciendo bien cuando, entre otras cosas, han conseguido atraer a la población que un día dejó Cabrales. Como es el caso de una vecina de Madrid que nació en Inguanzo y ahora ha decidido regresar para vivir en la residencia de su Cabrales natal. Sucede con más internos que vivieron en Parres o Cangas de Onís.

En la Ventana del Urriellu de Poo hay 21 plazas (once concertadas y diez privadas) y en la actualidad hay 18 personas internas que son atendidas por un equipo de 15 trabajadores (entre los que hay un terapeuta ocupacional, una psicóloga, un fisioterapeuta, enfermeros, auxiliares y personal de limpieza y cocina). Andrea García cree que las plazas se completarían si aumentaran las de titularidad pública.